1. El Señor dijo a Noé: "Entra en el arca tú con toda tu familia, porque tú eres el único hombre justo que he encontrado en esta generación.

2. De todos los animales puros toma siete parejas, machos y hembras, y de los impuros toma sólo una pareja, macho y hembra;

3. de las aves del cielo, siete parejas, con el fin de conservar la especie sobre la tierra.

4. Porque dentro de siete días haré llover sobre la tierra por espacio de cuarenta días y cuarenta noches y exterminaré sobre ella todos los seres que he hecho".

5. Noé hizo todo cuanto Dios le había mandado.

6. Noé tenía seiscientos años cuando vino el diluvio sobre la tierra.

7. Noé, con su mujer, sus hijos y las mujeres de sus hijos, entró en el arca para librarse de las aguas del diluvio.

8. Los animales puros e impuros, las aves y los reptiles,

9. entraron con Noé en el arca por parejas, como había ordenado Dios.

10. Pasados los siete días, las aguas del diluvio cayeron sobre la tierra.

11. Era el año seiscientos de la vida de Noé, el día diecisiete del mes segundo, cuando irrumpieron todas las fuentes del abismo y se abrieron las compuertas del cielo.

12. Y la lluvia cayó sobre la tierra por espacio de cuarenta días y cuarenta noches.

13. Aquel mismo día, Noé entró en el arca con sus hijos Sem, Cam y Jafet, con su mujer y las mujeres de sus tres hijos.

14. Y con ellos, todas las especies de bestias salvajes, ganados, reptiles y aves.

15. Después de Noé, entró en el arca una pareja de todo ser viviente,

16. un macho y una hembra de cada especie, tal y como se lo había ordenado Dios. Y el Señor cerró la puerta detrás de Noé.

17. El diluvio duró cuarenta días sobre la tierra; las aguas, siempre en crecida, levantaron en alto el arca, que flotaba sobre las aguas.

18. Las aguas crecieron y aumentaron sobre la tierra, mientras el arca continuaba flotando sobre su superficie.

19. Tanto crecieron las aguas sobre la tierra, que llegaron a cubrir todos los montes más altos que hay bajo el cielo.

20. Las aguas subieron siete metros y medio por encima de los montes más altos.

21. Perecieron todos los seres vivientes que se mueven en la tierra, aves, ganados, bestias salvajes y toda la humanidad;

22. todo lo que tiene hálito de vida en sus narices, todo lo que habita la tierra seca, todo pereció.

23. Todos los seres vivientes sobre la superficie de la tierra fueron exterminados; hombres y bestias salvajes, reptiles y aves del cielo desaparecieron de la tierra. Únicamente quedó Noé y los que estaban con él en el arca.

24. La inundación de las aguas sobre la tierra duró ciento cincuenta días.






“O Senhor sempre orienta e chama; mas não se quer segui-lo e responder-lhe, pois só se vê os próprios interesses. Às vezes, pelo fato de se ouvir sempre a Sua voz, ninguém mais se apercebe dela; mas o Senhor ilumina e chama. São os homens que se colocam na posição de não conseguir mais escutar.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Recibe noticias, artículos y noticias de este portal.