1. ¡Aleluya! ¡Den gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterno su amor!

2. Que lo diga el pueblo de Israel: ¡es eterno su amor!

3. Que lo diga la familia de Aarón: ¡es eterno su amor!

4. Que lo digan los que temen al Señor: ¡es eterno su amor!

5. En el peligro invoqué al Señor, y él me escuchó dándome un alivio.

6. El Señor está conmigo: no temeré; ¿qué podrán hacerme los hombres?

7. El Señor está conmigo y me ayuda: yo veré derrotados a mis adversarios.

8. Es mejor refugiarse en el Señor que fiarse de los hombres;

9. es mejor refugiarse en el Señor que fiarse de los poderosos.

10. Todos los paganos me rodearon, pero yo los derroté en el nombre del Señor;

11. me rodearon por todas partes, pero yo los derroté en el nombre del Señor;

12. me rodearon como avispas, ardían como fuego en las espinas, pero yo los derroté en el nombre del Señor.

13. Me empujaron con violencia para derribarme, pero el Señor vino en mi ayuda.

14. El Señor es mi fuerza y mi protección; él fue mi salvación.

15. Un grito de alegría y de victoria resuena en las carpas de los justos: "La mano del Señor hace proezas,

16. la mano del Señor es sublime, la mano del Señor hace proezas".

17. No, no moriré: viviré para publicar lo que hizo el Señor.

18. El Señor me castigó duramente, pero no me entregó a la muerte.

19. "Abran las puertas de la justicia y entraré para dar gracias al Señor".

20. "Esta es la puerta del Señor: sólo los justos entran por ella".

21. Yo te doy gracias porque me escuchaste y fuiste mi salvación.

22. La piedra que desecharon los constructores es ahora la piedra angular.

23. Esto ha sido hecho por el Señor y es admirable a nuestros ojos.

24. Este es el día que hizo el Señor: alegrémonos y regocijémonos en él.

25. Sálvanos, Señor, asegúranos la prosperidad.

26. ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! Nosotros los bendecimos desde la Casa del Señor:

27. el Señor es Dios, y él nos ilumina. "Ordenen una procesión con ramas frondosas hasta los ángulos del altar".

28. Tú eres mi Dios, y yo te doy gracias; Dios mío, yo te glorifico.

29. ¡Den gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterno su amor!



Livros sugeridos


“Viva sempre sob o olhar do Bom Pastor e você ficara’ imune aos pastos contaminados.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.